Las profesionales nos dan las claves para llevar la masturbación a otro nivel

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Masturbarse es una acción que se ha comprobado que es muy beneficiosa para comprender nuestro propio cuerpo, como también para tener unas relaciones sexuales en pareja mucho más satisfactorias, sabiendo en todo momento las sensaciones que tenemos al contacto con otro cuerpo o con otras manos. Si quieres volverte loca masturbándote y llevar esta práctica a otro nivel, te queremos recomendar algunos consejos y claves que harán que puedas disfrutar plenamente en solitario, pero que te ayudarán cuando estés en compañía a que llegues a unos orgasmos mucho más intensos y duraderos.

Cambia tu forma de pensar

Uno de los problemas que suelen tener las mujeres en la masturbación es que lo ven como algo negativo, algo que no deben de hacer puesto que no es femenino o no les va a beneficiar, cuando se ha comprobado por numerosos estudios que la autoexploración va a ayudar a que conozcas tu cuerpo y tus sensaciones y por este camino, conseguirás que cuando estés con alguien en la cama, sepas exactamente lo que te gusta que te hagan o lo que no, para poder corregirlo si hiciera falta o tomar el control para que tu disfrute sea pleno.

Para conseguir esto se necesita que la actitud cambie y también la manera de pensar que tienes del sexo y la masturbación, ya que solo con este cambio de mentalidad lograrás lo que encuentres con la masturbación sea más que placentero, sino que llegues a descubrir realmente qué el sexo es una experiencia muy disfrutable y que te traerá decenas de beneficios.

Ambienta el lugar donde vayas a masturbarte

Cuando hablamos de crear un ambiente cómodo no queremos decir que te pongas velas ni incienso para masturbarte, sino que no estés en un sitio con mucho ruido, con la tele encendida o con mucha luz. Deberás de estar relajada, como por ejemplo, como nos comentan las expertas de Oviedo69 tumbada en la cama sin ropa, o en la ducha, siendo este último un lugar muy interesante, del que ya te hablaremos más adelante. Una vez que estés en la cama, sin nadie en casa ni nadie que pueda molestarte, con las persianas bajadas, empieza a tocar tu cuerpo, sintiendo qué es lo que sientes con cada roce, bien sea por los pechos o los pezones, como también tus zonas más íntimas. No te cortes puesto que estás sola con tu cuerpo y es un momento que debes de disfrutar plenamente.

Lo ideal es que vayas poco a poco para conseguir descubrir qué parte exactamente es la más sensible de tu cuerpo y una vez que la localices empezar a estimularla, pero no de la manera habitual, sino ve probando modos diferentes, para que puedas encontrar la manera más intensa de placer.

Masturbación en la ducha

Para aquellas mujeres que desean llegar al orgasmo de una manera rápida y muy intensa, lo mejor es que se dirijan a la ducha, ya que se ha comprobado que en este sitio es donde más fácil puedes masturbarte con un poco de intimidad y con más eficacia, puesto que en la actualidad casi todas las casas tienen alcachofas de duchas que se le pueden cambiar la intensidad del caudal de agua, consiguiendo convertir en un chorro muy intenso que si se dirige al clítoris y se estimula, se va a conseguir una sensación máxima, pudiendo tener uno o varios orgasmos en cuestión de segundos. Si quieres el típico rapidito la ducha es perfecta y además, a no ser que irrumpan en el cuarto de baño de repente, algo que pocas veces ocurre, podrás llevar tu masturbación a otro nivel e incluso gemir de placer puesto que con el agua cayendo no se te escuchará, un extra que hará que puedas desfogar tranquila.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest